En 1967 comenzó a funcionar en Londres el primer cajero automático de la Historia. Por Fátima Uribarri

Funcionaba cuando el usuario introducía un cheque impregnado de carbono 14 y marcaba una clave de cuatro dígitos. Expedía un tope de 10 libras al día por cliente. Nació por un retraso: lo ideó el ingeniero John Shepherd-Barron tras llegar tarde al banco y quedarse sin poder sacar dinero. Ahora hay millones de cajeros en el mundo; 49.382 de ellos operan en España.

El primer cajero automático del mundo fue el de la sucursal de Barclays en Enfield, Londres. El banco ha celebrado el aniversario con un cajero dorado.