El muro de cemento entre Estados Unidos y México afectará a más de 7000 especies de animales y plantas. Las semillas no se dispersarán, los mamíferos no podrán migrar… Los científicos alertan de una catástrofe natural. Por Fernando González-Sitges / Fotos: Rodrigo Sierra Corona / Getty Images y Cordon Press

Las cámaras de visión nocturna se activaron al detectar el movimiento y comenzaron a grabar. Una sombra, más densa que las demás, caminaba  entre los matorrales con movimientos silenciosos. Los vigilantes de guardia comprobaron que las cámaras se habían activado, pero en el monitor no lograban ver nada. Aquel ser era imperceptible para sus ojos y sus oídos; era como si un fragmento de la noche estuviera cruzando la frontera entre México y Estados Unidos en las montañas Dos Cabezas, cerca de Tucson (Arizona). Mucho más sensibles que el ojo humano, las cámaras pudieron registrar al silencioso espectro.

Entusiasmo científico

Los biólogos que más tarde comprobaron la grabación no podían creerlo. Aquella sombra en movimiento era el mayor de los felinos americanos, un jaguar macho en busca de nuevos territorios. Era el tercer jaguar conocido que cruzaba la frontera desde el año 2012 y probablemente el sexto en hacerlo desde que los jaguares fueron exterminados en Estados Unidos en la década de los sesenta del siglo pasado. Los miembros del Departamento para la Vida Salvaje estaban entusiasmados. Era un paso importante para conseguir la reintroducción del jaguar en Arizona; un indicador de que la población de jaguares mexicanos podría irse desplazando hacia el norte en busca de nuevos territorios, acercando así la meta de su reintroducción. Pero su alegría pende de un hilo. Todos tienen en mente la iniciativa que acabaría radicalmente con la esperanza del proyecto: el muro de Trump.

conocer, naturaleza, fauna, animales, extincio, muro trump, xlsemanal

Desde que el actual presidente de los Estados Unidos planteara cerrar la frontera entre su país y México con un muro de cemento sólido, la comunidad internacional ha levantado toda suerte de protestas escandalizada por el drama humano que esto podría suponer. Pero casi nadie había pensado en el impacto que el muro tendrá en la ecología de la frontera; en sus ríos, animales y plantas. Hasta que los primeros informes científicos han empezado a publicarse.

Un drama ecológico

En la actualidad, el 40 por ciento de los 3200 kilómetros de frontera entre los dos países están salpicados por diferentes barreras para impedir el tráfico de drogas y la inmigración ilegal. Son vallas que se vigilan constantemente por medio de patrullas, helicópteros, agentes y cámaras especiales. Esto trae consigo pistas, carreteras, ruidos, luces y movimientos que alejan a la fauna local. Pero entre ellas hay huecos, espacios que, si bien son difíciles de traspasar con un vehículo, permiten el paso a los animales.

Las barreras actuales alejan a la fauna local, pero todavía hay huecos por donde se cuelan animales

Con el muro que Trump quieren completar todos estos pasos desaparecerán. El muro, de hormigón en su totalidad y con una altura prevista de entre 10 y 20 metros, bloqueará completamente el paso de cualquier animal, con graves consecuencias medioambientales.

conocer, naturaleza, fauna, animales, extincio, muro trump, xlsemanal

El muro puede partir en dos la frágil población de lobos grises mexicanos, la subespecie de lobo gris más amenazada del mundo, con solo 100 individuos

Más de 7000 especies de animales y plantas se verán afectadas por el muro, 111 de las cuales están ya gravemente amenazadas. Porque también muchas plantas verán bloqueada su vía de dispersión de las semillas. Jaguares, lobos, ocelotes, pumas, correcaminos, mochuelos enanos, osos, antílopes americanos… nuemerosas especies de toda índole no podrán intercambiar su carga genética con sus vecinos del norte con lo que sus poblaciones serán paulatinamente cada vez más débiles. Al empobrecimiento genético hay que añadir las consecuencias que el cambio climático -algo que Donald Trump niega- traerá a los ecosistemas y a las especies que en ellos habitan.

Con un clima cada vez más cálido, una estación de lluvias más corta y unos inviernos muy secos, muchas especies necesitan migrar hacia el suave clima del norte en las épocas más duras del año. Sin embargo, el muro de hormigón se lo impedirá. Y aquellos que siguen el régimen de lluvias buscando el agua cada vez más escasa de las precipitaciones anuales también se verán afectados por el impedimento físico de la barrera de cemento y por los cambios que provocará esta barrera en los cursos estacionales de agua.

El muro, con una altura prevista de entre 10 y 20 metros, perjudicará a 111 especies amenazadas

Los científicos de diferentes organizaciones denuncian que cada día les resulta más difícil realizar estudios en la zona para obtener datos fiables del impacto ecológico del muro. Los agentes gubernamentales les ponen todo tipo de dificultades alegando que entorpecen su misión de vigilancia. Pero los datos que se van consiguiendo poco a poco son imprescindibles para prever el impacto en áreas de máximo interés ecológico, como son los muchos parques y reservas que se verán divididos por la gran barrera de cemento y hormigón.

conocer, naturaleza, fauna, animales, extincio, muro trump, xlsemanal

Migración necesaria
En la década de 1880, decenas de miles de berrendos o antílopes americanos murieron
en el valle de los Antílopes de California al no poder cruzar las nuevas líneas de ferrocarril. El muro amenaza la migración de los últimos berrendos que sobreviven en el desierto de Sonora

Esta misma comunidad científica alerta también sobre el daño medioambiental que implicará el mismo hecho de levantar la pared. El cemento que se utilizará en su construcción, alrededor de 7,8 millones de metros cúbicos, liberará 1,9 millones de toneladas métricas de CO2.

El cemento utilizado en la construcción del muro liberará 1,9 millones de toneladas de CO2

La construcción definitiva del muro, que, a pesar de lo que mucha gente cree todavía, lo empezó a levantar el presidente Bill Clinton en 1993, llega precedida del Secure Fence Act de 2006, un acta que aprobaba la construcción de 700 millas de nuevas barreras y por la que se puede anular una serie de leyes medioambientales, incluyendo la Ley de Especies Amenazadas, la Ley de Aves Migratorias y la Ley de Protección de la Vida Salvaje.

conocer, naturaleza, fauna, animales, extincio, muro trump, xlsemanal

Agua y pasto
Algo más de 130 bisontes pacen en las praderas
de la Reserva de la Biosfera Janos, en México. Migran anualmente a las tierras de Arizona en busca de agua y pasto. El muro les cerrará el paso

Todos los impedimentos que estas leyes pudieran ocasionar a la construcción del muro quedaron sin efecto en el año 2006, durante el mandato de George W. Bush.
Entre los científicos hay unanimidad. Los 25.000 millones de dólares que costará levantar la barrera serán poco comparados con las repercusiones económicas y los daños ambientales que, a medio y largo plazo, causará el muro. «Este tipo de construcción -sostiene Sergio Ávila-Villegas, del Museo del Desierto de Arizona-Sonora- no solo impide el paso de la vida salvaje, también destruye el hábitat, fragmentándolo e impidiendo la conectividad que los animales necesitan».

Puentes en vez de muros

«Si Trump quiere realmente mostrar su valor como constructor y dejar huella con una obra que perdure y se recuerde en el tiempo -concluye el doctor Bhagwat, profesor de la Universidad Abierta del Reino Unido-, debería construir puentes para los animales en la frontera entre Estados Unidos y México, y no muros».


PARA SABER MÁS

Trump’s Wall May Threaten Thousands of Plant and Animal Species on the U.S.-Mexico
Border, Cally Carswell.

-Mountain Islands and Desert Seas,
A Natural History of the US-Mexican Border-lands, CFR Gehlbach.Texas A AND M University Press.